Etiquetas

, , ,

adg-0572

Abril de 1910
Anónimo
Col. Pilar Altamira

Entre los meses de junio de 1909 y marzo de 1910, Rafael Altamira y Crevea, jurista y catedrático de la Universidad de Oviedo, realiza un viaje por Hispanoamérica de gran resonancia que contribuye al reencuentro entre España y los países hispanoamericanos distanciados después de la emancipación. A su regreso se programa una excursión por Asturias que habría de llevarle a Covadonga, realizándose grandes preparativos para su recibimiento en el concejo de Cangas de Onís. Aunque finalmente el Sr. Altamira no pudo hacer el viaje, las delegaciones de Asturias y Santander que lo acompañaban, encabezadas por los presidentes de ambas diputaciones provinciales, el conde de la Vega del Sella y Ramiro Pérez Eizaguirre, fueron recibidas el miércoles 20 de abril de 1910 en la estación del tranvía por comisiones del Ayuntamiento, Cámara de Comercio y Asociación de Maestros así como por numerosos vecinos. El teniente de alcalde de Cangas de Onís, José Dosal, y José Álvarez Herrerín, como delegado de El Despertar, habían ido a Arriondas a recibir a los visitantes.

En Sotu Cangues, frente a la casa de Casiano Fernández, en el cruce de las carreteras de Covadonga y Corao, se colocó este caprichoso arco de follaje de cuyo centro pendía la campana que había pertenecido a la escuela fundada en Corao por Eduardo Llanos Álvarez de las Asturias. En la pancarta leemos: «Corao saluda al Sr. Altamira»; como curiosidad diremos que el carro era del reparto de la panadería La Covadonga.

La Sociedad de Labradores El Despertar, liderada por Ángel Sarmiento González[i], mostró un especial interés por el desarrollo cultural de la clase labradora, con el apoyo del propio Llanos y, sobre todo, del médico militar y escritor Elías José Con y Tres, dos figuras fundamentales de la cultura canguesa en aquellos años.

Fotografía y comentario, sin la nota, publicados en Pantín Fernández, Francisco José, Cangas de Onís 1918, vida en torno a un centenario, Cangas de Onís, Ayuntamiento de Cangas de Onís, 2019, 2.ª edición, pp. 256-257.

Nota

[i] Leonor Sarmiento Pubillones, hija de Ángel Sarmiento González, nos dio a conocer esta fotografía publicada en Diálogos con Rafael Altamira ([Murcia], Universidad de Murcia – Universidad de Oviedo, 2009, p. 185), libro del que es autora Pilar Altamira, nieta de D. Rafael, que amablemente cedió esta imagen y otra, también correspondiente a aquel momento, a la Asociación Cultural Abamia.